Mensaje de advertencia

  • The service having id "mail" is missing, reactivate its module or save again the list of services.
  • The service having id "whatsapp" is missing, reactivate its module or save again the list of services.

El cepillado dental es uno de los mejores hábitos para cuidar tus dientes y mantener en buen estado tu salud oral pero también puede ser un peligro para tu sonrisa si lo haces en el momento menos indicado: después de ingerir alimentos.

¿Por qué es malo cepillar los dientes después de comer?

El esmalte dental es un mineral que protege tus piezas dentales. Es la estructura más dura en todo el cuerpo, sin embargo, a pesar de ser la capa más dura los ácidos tienden a desgastarlo. Mantener equilibrado el nivel de pH oral es de suma importancia para la salud de tus dientes. Cuando este nivel se torna demasiado bajo comienza un proceso denominado desmineralización, en el cual los ácidos atacan el esmalte dental y lo vuelven mucho más sensible. Al suceder esto, los poros se abren y hacen que las bacterias se adhieran con mayor facilidad, lo que posteriormente repercute en caries. El pH de tu boca desciende de una manera gradual cada vez que ingieres cualquier alimento, por lo que lo ideal es que esperes al menos 40 minutos después de comer para cepillar tus dientes, así el pH vuelve a su nivel normal.

mujer joven aseando sus dientes

Tus piezas dentales son más propensas a lastimarse luego de comer alimentos ácidos, si las cepillas enseguida de haber ingerido estos alimentos tu esmalte dental se dañará con la rozadura de las cerdas del cepillo.  Además de esperar el tiempo indicado también puedes enjuagarte la boca con agua natural o mascar chicle sin azúcar, con esto incrementarás la producción de saliva, lo que ayudará a nivelar tu pH oral más rápido.

Cómo cepillarse los dientes correctamente

Luego del tiempo ideal transcurrido después de comer, puedes cepillar tus dientes sin ningún remordimiento. El cepillado dental ideal debe durar al menos 2 minutos, debes utilizar movimientos suaves y cortos, haciendo hincapié en las líneas de las encías, pues es donde se acumulan muchos más restos de comida. Limpia cada sección:

  • Limpia las caras externas de los dientes superiores y posteriormente la de los inferiores.
  • Limpia las caras internas en el mismo orden que las externas.
  • Limpia los molares.
  • Cepilla tu lengua.

Recuerda que la técnica ideal para tu cepillado es la de los 45° la cual te explicamos a continuación:

  • Inclina tu cepillo en un ángulo de 45° respecto a la línea de tu encía y mueve el cepillo de atrás hacia adelante en repetidas veces.
  • Cepilla de manera suave por dentro y fuera la superficie de masticación de cada uno de tus dientes con ligeros movimientos hacia atrás.
  • Con la punta del cepillo limpia la parte de atrás de cada diente con movimientos de adelante hacia atrás y arriba y abajo en ambos maxilares.
  • Por último, cepilla tu lengua.

El cepillado es uno de los principales factores para mantener una sonrisa saludable, otras prácticas como utilizar hilo dental o colutorios pueden ayudar también. Pese a ello, lo ideal es que programes visitas con el dentista de manera periódica, pues es el especialista quien te enseñará la manera ideal de mantener en buenas condiciones tus dientes además de prevenir padecimientos bucodentales.