Lo ideal es cepillar tus dientes luego de cada comida o al menos dos veces al día de manera rutinaria y así como es importante cepillar tus piezas dentales también lo es elegir el cepillo correcto para realizar este proceso. Este utensilio básico de la higiene dental ha ido evolucionando con el paso de los años. La mayoría de los pacientes suelen utilizar el cepillo dental tradicional, pero desde hace un tiempo el cepillo de dientes eléctrico llegó a tomar lugar en la práctica de lavarse los dientes. Sin embargo, la eficiencia de un cepillado dental depende más de cómo hacerlo y no del objeto con el que lo realizamos. Puede ser mejor un cepillado manual con una buena técnica que un cepillado dental con objeto eléctrico si lo utilizamos descuidadamente o viceversa.

mujer lavando sus dientes con cepillo eléctrico

Ventajas

El cepillo eléctrico es tu mejor opción si estás buscando comodidad y versatilidad, entre sus principales ventajas están:

  • Intensidad de cepillado: para lograr un buen cepillado lo ideal es que realices miles de movimientos por minuto, con el cepillo eléctrico puedes llegar a obtener hasta 30,000 vibraciones por minuto lo que logra que la limpieza bucal sea mucho más exhaustiva que la que se consigue con un cepillado manual.
  • Movimiento regular: este tipo de cepillos logran realizar movimientos de forma constante ya que con su vibración automática con el cepillo eléctrico conseguimos una limpieza uniforme en todos los dientes.
  • Tiempo de duración ideal: siempre es recomendable cepillar tus piezas dentales por lo menos durante dos minutos, lo que la mayoría de gente no logra realizar. Con el cepillo eléctrico puedes programar esta duración y conseguir el tiempo estimado ideal de limpieza.
  • Limpieza con ortodoncia: este tipo de cepillos son de especial ayuda en los pacientes con ortodoncia, ya que logran retirar los restos de comida acumulada entre los alambres de manera eficaz gracias a sus movimientos vibratorios automáticos.
  • Fácil de usar: este dispositivo tiene un diseño adaptado a un uso simple y sencillos, sus mangos y cabezales son capaces de ayudar a personas con problemas de movilidad para que puedan sostener y manejarlo de manera sencilla manteniendo una limpieza eficaz.

Desventajas

Entre las principales desventajas de utilizar este tipo de dispositivos están:

  • No recomendado para encías sensibles: con el cepillo manual es posible ajustar la presión que empleas para cepillar tus dientes lo que resulta complicado con el eléctrico. Si padeces de encías sensibles, al no poder controlar la presión en este cepillo es posible que resulten afectadas.
  • Incómodo a la hora de viajar: optar por un cepillo eléctrico requiere de un poco de más espacio de lo habitual ya que su base de carga para la batería lo vuelve mucho más estorboso. Esto lo convierte en un elemento incómodo a la hora de viajar.
  • Fragilidad: este utensilio es mucho más propenso a dañarse que uno manual. Al tener un dispositivo eléctrico para que pueda funcionar lo vuelve mucho más frágil y delicado ya que si llega a caer abruptamente y/o golpearse con intensidad la probabilidad de que se vea afectado su funcionamiento es muy alta.

Ahora que ya conoces más sobre las ventajas y desventajas de este tipo de cepillo puedes elegir con más certeza. No olvides programar una cita de manera periódica con el odontólogo. En Dentimex nuestros especialistas podrán instruirte sobre cuál es el más adecuado para ti, así como sobre las mejores técnicas de cepillado dental.