Uno de los principales riesgos es perder definitivamente una de tus piezas dentales y la corona dental es una de las mejores opciones para conservarlas.

Conocida comúnmente como “funda dental” es una restauración que se sobrepone en el diente con la finalidad de devolverle su funcionalidad y aspecto. Su principal objetivo es cubrir la parte exterior de una pieza dental afectada o destruida por patologías dentales pero con su hueso sano.  Están hechas a la medida de cada paciente para que sean una réplica exacta de la forma y color del diente natural.

Las fundas dentales pueden durar más de 25 años. El tiempo estimado ideal para que una corona se mantenga en buenas condiciones de 15 a 20 años. Esto dependerá del cuidado dental que mantengas. También dependerá de tu oclusión o mordida. Si requieres de ortodoncia porque tus dientes están desalineados, entonces el riesgo de que la prótesis se fracture o dañe con el paso del tiempo será más alto.

¿Cuándo se requiere de una corona dental?

Una corona puede ser requerida ante las siguientes situaciones:

  • Cuando existe fractura de un diente.
  • Cuando se presenta desgaste dental.
  • Cuando hay poca resistencia en el esmalte.
  • Falta de una pieza dental.
  • En apoyo a los puentes dentales.
  • Para recubrir un implante dental.
  • Para recubrir dientes decolorados.

¿Qué tipos de coronas dentales hay?

Corona de porcelana

Este tipo de prótesis está hecha como su nombre lo indica de porcelana. Suele ser la más usada ya que es muy similar a los dientes naturales, lo que las hace ver mejor estéticamente. Además de ser muy resistente.

visita al dentista

Corona de zirconio

El zirconio es un material con características muy parecidas a las de esmalte natural. Este tipo de prótesis es la más común para los dientes que son visibles cuando sonreímos pero es poco recomendable para las muelas, ya que no es el material con resistencia adecuada para estas piezas dentales.

Corona de resina

A pesar de ser un material muy económico su resistencia es mucho menor en comparación con los otros materiales. Tienden a fracturarse después de algún tiempo. Motivo por el cual es utilizada como funda provisional.

Corona metálica

Está hecha a base de metal. Suele ser poco estética ya que es totalmente visible al sonreír y al hablar. Pero es mucho más resistentes al desgaste ya que suele ser la más dura.

Las coronas dentales son unas de las mejores opciones para  evitar la pérdida completa de alguno de tus dientes o muelas. Por ello, programar una cita con el dentista periódicamente es una parte fundamental en su cuidado.

Recuerda que una correcta higiene bucal también es esencial para mantener en buen estado tus coronas. Asear tu boca tres veces al día, utilizar hilo dental, enjuague bucal y visitar al odontólogo continuamente te ayudará a conservar tus dientes, implantes y fundas dentales en buena condición.