Si tienes los dientes amarillos seguramente en más de una ocasión te has preguntado cuál es la causa. Para empezar, debes saber que no existe una sola causa por la cual tus dientes se vuelvan amarillos.

El motivo a que tus dientes presenten un cambio de su color natural a un tono amarillento se debe a diversas circunstancias. Existen algunas que podemos modificar como la higiene dental o los buenos hábitos alimenticios, pero existen otras más que no dependen de nosotros como la edad o incluso la genética.

dientes manchados

Principales factores de tener dientes amarillos

Existen factores ajenos que propician este padecimiento, entre los que se encuentran:

  • Falta de higiene bucodental: no llevar una correcta higiene bucodental diaria y estricta puede desarrollar una dentadura con manchas y hacer que tus dientes se pongan amarillos. Además de repercutir en tu estética dental, la falta de higiene puede generar problemas orales peligrosos para tu salud dental.
  • Malos hábitos alimenticios: este es muy probablemente el factor más escuchado entre los pacientes. Seguro en más de una ocasión has oído que el café y el tabaco son principales factores de este problema. Esto es completamente verdadero pues el exceso de nicotina, cafeína y pigmentación hacen que tus piezas se tornen amarillas. Pero no solo estos dos factores influyen en la coloración de tus dientes, existen muchos otros alimentos y bebidas que también lo hacen, tal es el caso de los tés, refrescos de cola, vino tinto e incluso frutas como la granada o el arándano.
  • Ingesta de medicamentos: la ingesta de algunas medicinas puede provocar esta coloración en tus piezas dentales. Algunos antibióticos como la doxiciclina tienen este efecto en tus dientes. Los antihistamínicos, así como los antidepresivos también son principales generadores de este padecimiento.

Entre los factores que intervienen en la coloración amarilla de las piezas dentales y que no podemos controlar están:

  • Edad: el paso de los años no lo podemos evitar y los estragos que deja son muy notorios en nuestra dentadura. Conforme avanza el tiempo se va provocando un desgaste en tus dientes, lo que engloba la desmineralización dental, este proceso desencadena la pérdida del color original, volviéndolos amarillos.
  • Genética: la genética es un papel muy importante en este aspecto. Si tus dientes han sido de color amarillo desde que eras muy pequeño, el ADN de tus papás puede ser el culpable. Las variaciones en la genética pueden llegar a afectar el tono de los dientes y la porosidad del esmalte dental. Entre más poroso sea el esmalte, la probabilidad de que las piezas dentales se manchen es más alta.

Ahora que conoces las principales causas de tener dientes amarillentos, seguramente te preguntas cuál es la solución. En la actualidad existen soluciones avanzadas que logran que tus piezas vuelvan a tener el mismo tono y brillo de siempre. La principal es el blanqueamiento dental. Existen diversos métodos y en Dentimex apostamos por el sistema de luz fría de arco completo, este actúa sobre un gel especial para devolver a sus dientes una apariencia mucho más estética y sana.

Es importante que recuerdes que cualquier tratamiento blanqueador debes realizarlo en una clínica dental y bajo la supervisión de un especialista. Agenda tu cita y recupera la naturalidad de tu dentadura. Nuestro tratamiento no implica desgaste ni dolor alguno. Apenas una hora de tratamiento y empezará a ver resultados.