Los dientes de leche son aquellos que erupcionan durante la infancia. Cuando los bebés nacen, su mandíbula es muy pequeña para el tamaño de los dientes adultos. Para ello existen este tipo de dientes pues sirven hasta que su mandíbula tenga el tamaño adecuado para darle soporte a los dientes permanentes. Los dientes temporales permanecen por tiempo limitado en la boca hasta que son reemplazados por los dientes permanentes. Estos dientes constituyen 20 piezas, 10 en la parte superior y 10 en la parte inferior de la mandíbula y aparecen antes de los tres años de edad. Permanecen hasta los 5 y es entonces que uno por uno comienzan a caerse para posteriormente ser reemplazados.

Las raíces de los dientes temporales son más cortas, cuando se han perdido todos estos dientes se reemplazan por los nuevos hasta conseguir una dentadura completa que consta de 28 piezas permanentes. Posteriormente es posible que erupcionen 4 molares más (muelas del juicio).

Los dientes primarios marcan diferencia debido a su color más blanquecino, mientras que los permanentes suelen tener un tono más amarillento. Además de que estos dientes tienen mucho más débil y delgado el esmalte y la capa de la dentina. Su pulpa dental es más grande en relación con la pieza dental, esto quiere decir que, si un pequeño desarrolla una caries dental, esta se propaga al nervio del diente con más velocidad.

¿A qué edad salen los dientes?

Aproximadamente a los tres años los niños deben tener una dentadura completa, esto significa que deben de contar con sus 20 dientes primarios. El proceso también conocido como dentición es lento. Las primeras piezas en brotar comúnmente son los incisivos inferiores. Estos comienzan a salir a partir de los 6 meses de edad. Luego nacen los incisivos superiores. A los 8 meses de nacidos comienzan a brotar los dientes de enfrente del bebé. Los molares hacen su aparición alrededor de los 13 meses.

cepillado dental infantil

¿A qué edad se caen los dientes de leche?

No existe una fecha específica para poder indicar cuál es la edad en la que los niños pierden estas piezas dentales, pero es común que el cambio de dientes comience a partir de los 5 años. Los incisivos inferiores son los primeros en caerse para seguirle los superiores. Los centrales se pierden primero. Los primeros molares y los caninos suelen caerse a los nueve años, finalizando un año después con los segundos molares.

La edad promedio para la caída de los centrales superiores es a los seis años y medio. A los nueve años caerán los primeros molares y a los diez perderán los segundos molares y los caninos. 

Los dientes temporales son de vital importancia para el desarrollo de tu pequeño y su salud oral. Estos guardan el espacio en la mandíbula para cuando los dientes permanentes erupcionen, además de ayudarlo a masticar los alimentos y ha poder hablar. Lo ideal es que esos dientes se caigan por sí solos. Si uno es forzado a caer pueden terminar afectando los dientes adultos. Por eso, ayudar a que tus pequeños mantengan una correcta higiene bucodental es fundamental. Programa sus citas y así nuestros especialistas en odontopediatría te ayudarán a saber cómo cuidar los dientes de los niños y cómo mantener una buena salud oral.