La placa dental es una ligera capa de un tono amarillento y completamente pegajosa que se forma cuando la comida, los líquidos y la saliva se combinan. Esta tiende a acumularse entre tus dientes y contiene infinidad de bacterias peligrosas para tu boca. Suele provocar enfermedades bucodentales tales como caries e incluso periodontitis si no se elimina a tiempo. Las bacterias que se desarrollan dentro de la placa producen ácidos al entrar en contacto con los azúcares, estos ácidos dañan el esmalte de tus dientes. El constante ataque de estas bacterias produce los agujeros en las superficies de los dientes mejor conocidas como caries dentales.

limpieza dental

La placa dentobacteriana que no es removida a tiempo con un buen cepillado o con uso de hilo dental suele transformarse en sarro dental y si este comienza a acumularse cada vez más, se vuelve mucho más difícil eliminarlo. Este se almacena en el borde las encías y conforme la placa y el sarro avanzan el tejido de las encías se ve afectado, se enrojece, se inflama y comienza a sangrar constantemente, a esto se le conoce como gingivitis y es la primera etapa de la enfermedad periodontal, la cual se torna sumamente peligrosa para nuestra salud dental.

La gingivitis tiene solución si se lleva a cabo una excelente higiene oral y si se acude con un profesional de la salud bucal para realizar un tratamiento profesional. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, si no se es tratada a tiempo puede desencadenar la enfermedad periodontal que se trata a grandes rasgos de la ruptura de las encías y al mismo tiempo del hueso que le da soporte a tus dientes provocando la pérdida total de los mismos.

Combatiendo la placa dental

Ya que esta capa es totalmente incolora es difícil notar su presencia, pero cuando se tiene acumulada una cantidad grande podemos notar la capa blanca y espesa. Cuando la tenemos identificada los principales pasos para poder eliminarla son:

  • Cepilla tus dientes por lo menos dos veces al día, recuerda utilizar un cepillo dental con cerdas suaves y dentífrico que contenga flúor de esta manera ayudarás a proteger de la placa bacteriana a tus piezas dentales.
  • Agenda una cita con el especialista de manera periódica, por lo menos dos veces al año, él será quien te indique el tratamiento adecuado para eliminar la placa, además de darte consejos para conseguir una higiene dental del diez.
  • Utiliza indudablemente el hilo dental, con el ayudarás a la eliminación de restos de comida acumulados entre los dientes.
  • Complementa tu rutina de higiene con el uso de enjuague bucal, en conjunto con el cepillado y el hilo dental podrás eliminar a profundidad las bacterias acumuladas por la placa bacteriana.
  • Mantén una dieta equilibrada, alimentos que ayuden a fortalecer tu esmalte dental y evita consumir alimentos azucarados entre comidas, recuerda que el azúcar es el detonante para que la placa se transforme en ácido y deteriore tus dientes.