¿Alguna vez te has sometido a una endodoncia?

Si la respuesta es no, seguramente si te has cuestionado ¿qué es? La mayoría de las personas sienten temor al escuchar que necesitan este tipo de tratamiento dental, sin embargo, es la mejor opción cuando uno de tus dientes está dañado y necesitas que el dolor pare, que tu diente se salve y preservar tu hermosa sonrisa.

¿Qué es una endodoncia dental?

Es también conocida como tratamiento de conductos, se refiere a un procedimiento altamente utilizado por los especialistas en odontología para retirar una parte o en algunas ocasiones por completo la pulpa dentaria dañada. La pulpa es un tejido conjuntivo, localizado en la parte central de los dientes, justo donde se concentran los vasos sanguíneos que alimentan a los nervios. 

¿Cómo se hace una endodoncia?

procedimiento de endodoncia

No se requiere de mucho tiempo para poder realizarlo, el procedimiento consta de los siguientes pasos: 

  • Se toma una radiografía panorámica para poder saber con certeza el grado de afectación de la pulpa dentaria.
  • Se anestesia la zona afectada (local) para poder disminuir el dolor.
  • Se realiza el procedimiento de limpieza de la pulpa y los canales del nervio.
  • Se sella con materiales termoplásticos que evitan el paso de los gérmenes.
  • Si es necesario colocar corona artificial se colocan pernos de fibra de vidrio de tal manera que den resistencia a nuestra pieza.
  • Una vez endurecida se prepara para para colocar una corona fabricada a la medida de la forma y color de tus dientes naturales.

Con ello el dolor se elimina, no pierdes tu pieza dental y conservas el aspecto de tu dentadura.

Beneficios de la endodoncia

  • Salvar la pieza dental

Realizar este tratamiento a tiempo evita que la infección llegue al grado de perder por completo tu diente.

  • Cura la infección evitando el dolor

Al recurrir a la endodoncia ayudas a que todas las bacterias se eliminen y al mismo tiempo lo haga la infección, logrando con esto la exclusión del dolor que la inflamación provoca.

  • No es dolorosa

El dolor no es un problema para realizar este procedimiento pues se requiere de anestesia local para poder realizarlo.

  • Es compatible con el organismo

Para poder realizarla se utilizan materiales biocompatibles, lo que indica que no existe problema alguno con la salud de nuestro cuerpo.

  • Preserva tu sonrisa y tu salud

La ventaja más importante de someterte a un tratamiento de endodoncia es que mantendrás tu salud bucodental en perfecto estado y podrás preservar tu sonrisa radiante. 

Recuerda visitar al dentista periódicamente para que pueda diagnosticar si requieres de una endodoncia, con ello no solo evitaras dolores e infecciones sino que mantendrás tu sonrisa en perfecto estado. En Dentimex contamos con los mejores especialistas para realizar este y más tipos de tratamientos dentales. Si aún te quedan dudas sobre el tema, Dentimex tiene para ti a un equipo profesional y experimentado. La primera consulta es gratuita, reserva tu cita y deja tu salud dental en manos de los mejores.