También conocida como enfermedades de las encías, la enfermedad periodontal se refiere a infecciones bacterianas que pueden llegar a destruir las encías, el tejido blando y los huesos que dan fuerza a tus dientes. Regularmente se da inicio a este tipo de padecimiento con una gingivitis, con un proceso inflamatorio en las mismas. Si no se es tratada a tiempo, la gingivitis evoluciona y pasa a ser una periodontitis. Al no presentar dolor tan agudo y al evolucionar lentamente, en la mayoría de las ocasiones no puede ser diagnosticada a tiempo.

Síntomas

Los siguientes síntomas son los más comunes de esta enfermedad:

  • Encías inflamadas y rojas.

  • Sangrado al cepillarse los dientes.

  • Encías retraídas (alejadas de las piezas dentales).

  • Mal aliento.

  • Pus en encías y dientes.

  • Dientes flojos.

  • Sensibilidad dental.

Causas de la periodontitis

La principal causa es la incorrecta higiene bucodental, esto da pie al desarrollo de placa bacteriana y sarro en las líneas de las encías. Si no acudes con el odontólogo para realizarte una limpieza dental a profundidad, la probabilidad de desarrollar gingivitis se incrementa, provocando la hinchazón y sangrado de tus encías.

Al no tratarse de manera adecuada aparece la periodontitis. Alrededor de tu diente comienza a inflamarse, lo que provoca bolsas periodontales (hueco que se forma entre la encía y el diente debido a esta afección). Entonces el contacto de las bacterias y el sistema inmunológico para exterminarlas termina por dañar los tejidos y los huesos que dan fuerza a las piezas dentales. Este comienza a aflojarse lo que ocasiona la pérdida del diente.

La falta de higiene oral no es la única causa que ocasiona este tipo de enfermedades, existen otros elementos que propician su aparición. El tabaco, los cambios hormonales, el uso de determinadas medicinas y la diabetes son otros de los factores que influyen en su desarrollo.

¿Cómo prevenir la enfermedad periodontal?

Luego de sentir molestias en tu boca y principalmente en tus encías es importante que acudas al dentista de inmediato. Después de que el especialista diagnostique la gingivitis o periodontitis te dirá cual es el tratamiento a seguir. Recuerda que debes dejar tu salud bucal en manos de especialistas.

Algunos consejos para tratar y prevenir estos padecimientos:

higiene dental

  • Cepilla tus dientes con un cepillo con cerdas suaves al menos dos veces al día.
  • Utiliza una pasta dental que contenga flúor, este te ayudará a prevenir el daño que la placa dental produce. Además de fortalecer tus dientes.
  • Utiliza enjuague bucal después de asear tus dientes, así ayudarás a combatir más la placa lo que significa que podrás prevenir la gingivitis.
  • Usa hilo dental. Con el podrás retirar los restos de comida que no puedas eliminar con el cepillado dental.

Después del tratamiento es parte fundamental que programes visitas periódicas con el odontólogo y por supuesto continúes con tus hábitos de higiene en casa. Con ello podrás evitar que el problema vuelva a desarrollarse.