Seguramente te has preguntado por qué sucede esto. La gingivitis se trata de una enfermedad periodontal. Es una infección que destruye los tejidos que dan soporte a los dientes, incluyendo las encías. En casos extremos, los dientes pueden desprenderse al no tener el soporte adecuado.

¿Cuales son los principales síntomas de la gingivitis?

Este padecimiento tiene un origen bacteriano. Las bacterias aparecen en forma de sarro, lo  que genera una serie de complicaciones. Los síntomas varían dependiendo de las causas, pero los principales son: 

  • Encías inflamadas.

  • Mal aliento.

  • Hipersensibilidad.

  • Sangrado de encías.

Causas de la gingivitis

La principal causa de esta enfermedad es la falta o mala higiene bucal. El cepillado incorrecto, provoca que se acumule la placa bacteriana. Cuando esta permanece más de 3 días en los dientes, se solidifica convirtiéndose en sarro, quedando atrapado entre los dientes, lo que provoca dolor e inflamación en las encías.

Sin embargo, existen otros factores que podrían provocarla:

  • Embarazo

Los cambios hormonales que se experimentan durante el embarazo provocan que las encías se vuelven más sensibles y propensas a padecer esta enfermedad.

  • Diabetes:

Las probabilidades de padecer esta patología bucodental varían en función del control del azúcar en la sangre que tenga un diabético.

  • Cepillar con fuerza

Tallar demasiado fuerte los dientes puede lastimar tus encías y provocar que se inflamen. 

  • Tabaquismo

El alquitrán y la nicotina producen conjuntamente una reducción de la microcirculación gingival, lo que origina la pérdida de fuerza de las áreas epiteliales gingivales. 

Cómo prevenir y curar esta enfermedad

Una vez que la placa se ha convertido en sarro, sólo un especialista podrá eliminarla mediante una limpieza dental, la cual consiste en una higienización profunda en las encías hasta estar seguros de que las bacterias se hayan eliminado por completo.

limpieza dental

Si deseas mantener tu boca saludable y en buen estado y evitar a toda costa esta enfermedad bucodental, es importante que tomes en cuenta los siguientes factores:

  • Un cepillado dental correcto: la higiene bucal es un factor fundamental en la prevención de esta patología, cepillar tus dientes de manera adecuada, tres veces al día y con un cepillo con cerdas suaves ayudará a evitar el desarrollo de este padecimiento.
  • Uso adecuado de hilo dental: es una herramienta que suele ayudar mucho en estos casos pues ayuda a eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana que se acumula entre los dientes. 
  • Alimentación adecuada: existen muchos alimentos que dañan nuestros dientes y también existen muchos que los nutren. Por ello es importante que mantengas una dieta sana y balanceada.
  • Visitas periódicas con el dentista: es importante que periódicamente reserves una cita con el dentista pues él será quien indique qué tipo de tratamiento necesitarás o podrá evitar que el padecimiento se desarrolle más.