Mensaje de advertencia

  • The service having id "mail" is missing, reactivate its module or save again the list of services.
  • The service having id "whatsapp" is missing, reactivate its module or save again the list of services.

Que tu salud bucodental resulte dañada por fumar constantemente es una de las principales consecuencias. Así como la leucoplasia existen más padecimientos que el tabaco desarrolla en tu boca.

¿Cómo afecta el tabaco a tus dientes?

A continuación te presentamos una lista con las enfermedades causadas por el consumo de tabaco.

  • Leucoplasia

Se define como un trastorno en el cual placas de color blanquecino aparecen en las encías, las paredes de las mejillas dentro de la boca y en su mayoría en la lengua.  Aunque la principal causa de este padecimiento se desconoce, se atribuye al tabaco humedecido, fumado o masticado.

Las placas generadas por este padecimiento suelen ser benignas, a pesar de ello existe una baja probabilidad de que algunas sean cancerígenas. Por ello, es indispensable que en cuanto notes su aparición acudas de inmediato al dentista.

  • Enfermedad de las encías

También conocida como enfermedad periodontal, es una enfermedad que se desarrolla en las encías y en el hueso maxilar. Lo ocasionan las bacterias acumuladas y puede desencadenar incluso la pérdida del diente. Al fumar tu sistema inmunitario se vuelve más débil y resulta más difícil combatir las enfermedades como la periodontitis, incluso el tratamiento señalado para este tipo de enfermedad puede resultar menos exitoso en fumadores ya que las encías son más difíciles de sanar.

  • Dientes amarillos

Las manchas amarillas en tus dientes son una de las principales consecuencias del tabaco. Debido al alto contenido de alquitrán, se presenta una coloración amarillenta en las piezas dentales. Además, puede causar mal aliento y decoloración en tu lengua. La única solución ante esto es acudir con un especialista en odontología.

  • Halitosis

mujer con halitosis

La nicotina y el alquitrán son componentes del tabaco los cuales entran en contacto con la lengua, las mucosas y las piezas dentales de las personas fumadoras lo que provoca el desarrollo de la halitosis o mal aliento. Además de que el humo del cigarro produce sequedad en la cavidad oral, lo que hace que la productividad de saliva disminuya. Recordemos que la principal función de esta secreción es limpiar la boca y evitar el desarrollo de bacterias.

  • Melanosis gingival o encías negras

Se trata de una alteración en el color natural de las encías por uno de color oscuro y con falta de brillo. Una de sus principales causas son las sustancias tóxicas que desprende el tabaco, así como la nicotina que provoca manchas oscuras.

  • Cáncer oral

El cáncer en la boca es sin duda el peor y más peligroso problema relacionado con el cigarro. Consiste en la mutación de células benignas en tu boca. Un estudio realizado en la Universidad de california mostró que ocho de cada diez pacientes con cáncer bucal son fumadores. Cuando fumas un cigarro, los químicos dañinos del tabaco pasan por tu boca, antes de llegar a los pulmones y la garganta. Con el paso del tiempo y con la frecuencia con la que fumas, estos químicos producen problemas graves en tu boca concluyendo en esta enfermedad.

El cáncer oral, así como todos los padecimientos antes mencionados pueden evitarse y prevenirse dejando de fumar y manteniendo una correcta higiene bucodental, así como visitando de manera periódica al odontólogo.