La mordida abierta es uno de los tipos de maloclusión más común en los pacientes.

Debe ser tratado en la medida de lo posible ya que además de presentar inconvenientes estéticos en tu sonrisa, los problemas y consecuencias para tu salud bucodental pueden ser graves.

¿Qué es la mordida abierta?

Se trata de una alteración dental y facial que es representada por el impedimento de juntar los dientes frontales de la arcada inferior con la superior. No existe contacto alguno entre ellos. Ya que existe un espacio notorio entre las dos arcadas, la estética de tu cara en general se ve afectada, así como la funcionalidad de tu boca, en la mayoría de las ocasiones el paciente es incapaz de realizar correctamente funciones básicas, presentando déficits en el habla o problemas al masticar la comida.

radiografía dental

Causas

La causa de que este padecimiento se desarrolle es la desviación en los dientes y en los huesos que los sostienen. Aunque existe más de un factor, los que principalmente lo originan suelen ser adquiridos durante la niñez. Entre ellos están:

  • Chuparse el dedo durante periodos prolongados: esta mal hábito hace que la alineación de tus piezas dentales se vea afectada, especialmente si se hace durante la etapa de erupción de estas.
  • Utilizar la lengua para empujar los dientes: influye al momento de crear un mal hábito con la lengua y pasar mucho tiempo empujando tus piezas con la misma o incluso al tener malas posturas en tu lengua al comer o hablar puede lograr que tus arcadas comiencen a separarse.
  • Padecimientos en la articulación temporomandibular (ATM): los pacientes que presentan este tipo de enfermedad suelen presentar este tipo de maloclusión ya que en el intento por re-acomodar la mandíbula y disminuir el dolor en la articulación, empujan con la lengua sus dientes.
  • Factores genéticos: Esto se refiere a las malformaciones en el hueso mandibular desde nacimiento. En muchas ocasiones este tipo de mordida se comienza a desarrollar cuando los niños cambian sus dientes de leche por los permanentes, por ello es importante estar atentos al progreso de estos cuando suceda en los pequeños.

Tipos

Dentro de este padecimiento existen tres principales subcategorías, las cuales son:

  • Mordida abierta anterior

En este tipo los incisivos no logran tocarse.

  • Posterior

En este tipo de mordida los molares no logran tocarse.

  • Incompleta

En este tipo hay apertura en los molares posteriores y anteriores y solo existe contacto entre los últimos molares.

Tratamiento

La solución para este tipo de problemas es principalmente el tratamiento de ortodoncia. Esto depende de la edad del paciente y de que tan avanzado esté el grado de la maloclusión. Es esencial que programes una cita de manera periódica con los especialistas en odontología pues con ello podrás conocer si desarrollas este padecimiento y comenzar a tratarlo de manera inmediata. Este tipo de maloclusión en su mayoría se soluciona con la ortodoncia, si esto no funcionará sería necesario llevar a cabo una cirugía maxilofacial. Son los especialistas quienes decidirán cual es tratamiento adecuado para ti.