La mayoría de los pacientes creen que es normal ver frecuentemente una o dos gotas de sangre luego de cepillar sus dientes o al morder una manzana. Esto es totalmente incorrecto pues el sangrado de encías puede representar un problema bucodental más grave de lo que te imaginas. La principal causa de esto es la acumulación de placa bacteriana en la línea de tus encías, lo que desencadena en el padecimiento conocido como gingivitis o encías inflamadas.

¿Qué es la gingivitis y cuáles son sus síntomas?

La gingivitis es una enfermedad cuyo origen son las bacterias acumuladas en tus encías, esta es la primera fase de la periodontitis, un padecimiento dental sumamente peligroso. Si la placa bacteriana no se elimina, el desarrollo de toxinas comienza a aparecer y es entonces cuando el tejido gingival comienza a irritarse lo que produce inflamación, dolor y sangrado. Es importante que la gingivitis sea detectada a tiempo pues de lo contrario comenzará a desarrollarse la enfermedad periodontal en la cual el tejido gingival y el hueso que da soporte a tus dientes se verán afectados y podrían causar daños graves y permanentes en tus piezas dentales, así como en tu mandíbula.

Entre los principales síntomas que se manifiestan cuando padeces gingivitis están:

  • Encías sangrantes

  • Enrojecimiento en las encías

  • Inflamación en las encías

  • Mal aliento

  • Hipersensibilidad

  • Mal sabor de boca

Cómo curar el sangrado de encías

mujer joven en dentista

Luego de detectar el sangrado de tus encías, lo primero que tienes que hacer es programar una cita con el odontólogo pues es él quien puede diagnosticar la causa. Recuerda que cuanto antes se detecte el padecimiento más rápida y sencilla será la solución.

Mantén una correcta higiene bucodental, cepilla tus dientes por lo menos dos veces al día y recurre a opciones extras para mantener limpia tu boca, como lo pueden ser el uso de enjuague bucal e hilo dental. Evita el consumo de tabaco y alcohol pues son estas sustancias nocivas las que propician la aparición de gingivitis. Procura no consumir alimentos altos en azúcar.

Además de todos estos consejos, someterte a una profilaxis o limpieza dental periódica también es importante, pues con ella lograrás tener una desintoxicación de bacterias en tus tejidos periodontales, eliminación del sarro y de placa bacteriana lo cual te ayudará a prevenir el desarrollo de la gingivitis y por ende de la enfermedad periodontal.

En la actualidad existe una infinidad de personas que padecen de gingivitis sin saberlo, es por eso por lo que debes mantener una higiene dental correcta diaria así como acudir de manera periódica al dentista.