Una prótesis parcial removible se trata de un tratamiento odontológico restaurador, el cual restituye en la medida de los posible la funcionalidad dental, así como la estética. Es un elemento artificial el cual es diseñado y fabricado de manera que el paciente pueda colocarlo y retirarlo de manera sencilla cuando así lo requiera ya que está compuesto de ganchos y adimentos que logran una estabilidad y retención sin requerir de una cementación. Su principal objetivo es suplir la ausencia de una pieza dental en los pacientes que la han perdido por diversos motivos.

hombre de la tercera edad en el dentista

El soporte de este tipo de prótesis removible reside en las piezas dentales y en los tejidos blandos. Su estructura en la mayoría de los casos es de metal y acrílico rosado para dar similitud al aspecto de la boca. Los ganchos que utilizan para sujetarse en la mayoría de los casos pasan desapercibidos debido a su ubicación.

Tipos de prótesis parcial removible

Existen dos tipos de prótesis dentales removibles los cuales son:

  • Parcial: este tipo se refiere al elemento artificial temporal realizado a base de resina o al elemento a largo plazo realizado de metal cerámica. Esta prótesis se realiza cuando el paciente tiene alguna pieza dental remanente vecina a los huecos de las piezas perdidas ya que esta mantendrá la retención de la prótesis colocada. Suelen utilizarse como prótesis provisionales cuando los dientes se encuentran con gran deterioro.
  • Completa: conocida comúnmente como dentadura postiza, es fabricada a base de resina y es utilizada cuando el paciente ya no cuenta con ninguna pieza dental por lo tanto está hecha a similitud de la dentadura completa.

Será el especialista quien recomendará el tipo ideal en función del estado de salud bucodental. En pacientes con piezas periodontales puede estar mucho más indicada la prótesis parcial ya que con ello se puede suplir la ausencia de uno o dos dientes. Pero para saber y estar segura de cual es tipo ideal recuerda que debes programar una cita y así el odontólogo podrá valorar e indicar cual es la mejor opción.

Higiene

Como sucede con cualquier prótesis dental, este tratamiento requiere de una perfecta higiene dental, si no se limpia de manera correcta y principalmente con regularidad el riesgo de contraer enfermedades bucodentales es mayor, puesto que el sarro y las bacterias se acumulan en mayor porcentaje y esto aumenta el riesgo de padecer caries o una enfermedad periodontal como es la gingivitis o en casos más extremos periodontitis. Independientemente del número de piezas que se tenga, cepíllalas con total normalidad. No olvides que si estás bajo este tipo de tratamiento debes acudir de manera periódica a revisiones con el especialista para mantener un control adecuado del tratamiento.