Comienza con otro tipo de padecimiento periodontal, el cual no ha sido atendido de la manera correcta, la gingivitis.

La gingivitis se manifiesta de manera menos agresiva, sin embargo, si no se trata a tiempo da pie a la periodontitis, una patología que afecta las encías, los ligamentos y los huesos que dan soporte a tus piezas dentales. El desgaste al hueso que da soporte puede terminar en la pérdida del diente original, cuando esto pasa la única manera de volver a tener la pieza es mediante un implante dental.

A diferencia de la enfermedad periodontal, la gingivitis solo afecta a las encías y puede ser reversible. Por su parte, la periodontitis destruye de manera irreversible los tejidos y da paso a las bolsas periodontales, depósitos que se forman justo debajo de la encía y que van aumentando su tamaño conforme la enfermedad progresa. En dichas bolsas se van albergando cada vez más bacterias lo que comienza a dañar aún más los tejidos.

¿Cuáles son sus causas?

Las enfermedades periodontales son originadas principalmente por una higiene dental deficiente, las bacterias se acumulan en las encías y entre los dientes, se genera la placa bacteriana y es entonces que comienza la gingivitis.  

El periodonto, tejido que brinda soporte a la pieza dental (hueso alveolar, cemento del diente y ligamento periodontal) se va deteriorando conforme el padecimiento avanza.

Es importante hacer hincapié en que la gingivitis no en todos los casos se transforma en periodontitis. Para que esto suceda intervienen algunos otros factores que aumentan la probabilidad de que este padecimiento se desarrolle:

  • Por antecedentes familiares (genética)
  • Personas con enfermedades como sida o diabetes
  • Ingerir tabaco y alcohol en exceso
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres con menopausia
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Mala higiene dental

Estos síntomas pueden ayudarte a identificar si padeces de periodontitis. Sin embargo, lo ideal es que acudas de manera periódica con los especialistas ya que cada caso es distinto, el especialista en periodoncia podrá identificar, controlar y prevenir este tipo de enfermedad de la manera adecuada.

Tratamiento contra la piorrea

El tratamiento depende de la fase en la que la enfermedad periodontal se encuentre: leve, moderada o grave. Después de que el especialista determina el grado, procederá al tratamiento, con el cual se obtendrá una eliminación completa de las bacterias.

limpieza de dientes

  • Tratamiento básico

Este tratamiento consiste en la eliminación de bacterias mediante un raspado y alisado radicular, mejor conocido como curetaje dental. Posteriormente se termina de atacar con antibióticos. Cuando la enfermedad no está tan avanzada, la probabilidad de erradicarla con este procedimiento es muy alta.

  • Cirugía periodontal

Cuando la enfermedad se encuentra en un estado avanzado se requiere de algo más que el curetaje para poder eliminar toda la placa bacteriana. La cirugía periodontal consiste en retirar todas las bacterias que se encuentran dentro de las bolsas periodontales. En algunas ocasiones es necesario recurrir a la reconstrucción de hueso.

Si quieres prevenir el desarrollo de este tipo de enfermedades, debes mantener una correcta higiene bucodental. Además de reservar citas de manera habitual con el dentista. La detección temprana de la enfermedad periodontal, así como otros problemas relacionados con la salud dental, es fundamental para poder erradicarlas sin llegar a consecuencias más graves.